nexotur.cibeles.net

IMPRESIONES DE AMADEUS, TRAVELPORT Y SABRE

Los GDS apuestan por seguir trabajando con IAG pese a sentirse decepcionados

miércoles 31 de mayo de 2017, 07:00h
El suplemento se empezará a cobrar a partir del 1 de noviembre de este 2017.
Ampliar
El suplemento se empezará a cobrar a partir del 1 de noviembre de este 2017.
Los GDS advierten de los efectos negativos que traerá consigo el suplemento de Iberia y British Airways en insisten en que la distribución indirecta sigue siendo la más rentable para las aerolíneas. A pesar de sentirse decepcionados, todos ellos apuestan por seguir trabajando en busca de una solución.
Los GDS, que sin lugar a dudas serán los grandes damnificados por el suplemento de Iberia y British Airways, apuestan por seguir colaborando con las compañías aéreas de International Airlines Group (IAG) en busca de un acuerdo que satisfaga a ambas partes. No obstante, ninguno de los tres grandes grupos que operan en el mercado español (Amadeus, Travelport y Sabre) oculta su decepción por la nueva estrategia comercial de las citadas aerolíneas.
Amadeus cree ‘firmemente que la distribución indirecta sigue siendo la más rentable’


Amadeus, por ejemplo, apunta que "los viajeros de hoy buscan transparencia y elección", algo que "como industria podemos ofrecer lo mejor conectando e integrando a todos los actores con todo el contenido y en todos los canales". Por lo tanto, el proveedor de soluciones tecnológicas entiende que un recargo como el de Iberia y British, que ascenderá a 9,5 euros, no es lo que más interesa a los viajeros. "Amadeus cree firmemente que la distribución indirecta sigue siendo la solución más rentable para todas las partes a escala mundial", insiste.

El grupo que preside Luis Maroto revela que está trabajando con IAG para encontrar "una solución a sus necesidades de distribución actuales y de futuro". "En el contexto de NDC, nuestra intención es desarrollar una solución integrada que pueda ser ampliamente adoptada por las agencias de viajes y las aerolíneas", prosigue, al tiempo que incide en que "seguimos comprometidos con IAG para encontrar un acuerdo sostenible a largo plazo que se adapte a todas las partes".

Equivalente a un impuesto por transporte aéreo de pasajeros

Travelport, por su parte, se muestra especialmente crítico al entender que Iberia y British Airways van a imponer "lo que parece ser el equivalente a un impuesto por transporte aéreo de pasajeros", lo que a su juicio "perjudicará a los consumidores que disfrutan de las opciones de viajes, eficiencia y valor reservando a través de agencias de viajes". "Éstas se verán afectadas tanto por la tasa como por una pérdida de eficiencia", añade.

Pese a todo ello, no tira la toalla y afirma que "continuamos trabajando con British e Iberia en mecanismos para conectar con los viajeros, incluyendo la integración en nuestro sistema de su contenido a través de su API, igual que hemos hecho con otras aerolíneas". Mientras tanto, ambas aerolíneas "continúan disfrutando de los beneficios de nuestra plataforma como la comercialización de sus servicios complementarios, fare families y ofertas personalizadas a empresas y agencias de viajes", concluye.

Por último, Sabre califica de "decepcionante" la polémica decisión de aplicar un suplemento que traerá consigo "costos e inconvenientes para aquellos que utilizan los GDS". Su pretensión es "seguir buscando un acuerdo que proporcione valor y satisfaga las necesidades de las aerolíneas de IAG, así como la transparencia, capacidad de elección y comodidad que exigen las agencias de viajes y los consumidores".