nexotur.cibeles.net

Bruselas investiga los acuerdos de Amadeus y Sabre con aerolíneas y agencias

viernes 23 de noviembre de 2018, 07:00h
No hay una fecha límite legal para poner fin a una investigación antimonopolio.
Ampliar
No hay una fecha límite legal para poner fin a una investigación antimonopolio.
La Comisión Europea ha abierto una investigación formal para evaluar si los acuerdos entre los proveedores del sistema de reservas Amadeus y Sabre, por un lado, y las aerolíneas y las agencias de viajes, por otro, pueden restringir la competencia, lo que supondría una violación de las normas antimonopolio de la Unión Europea.
La investigación ha sido calificada como ‘cuestión prioritaria’


La comisaria Margrethe Vestager, a cargo de la política de competencia, detalla que la investigación sobre Amadeus y Sabre "se centra en posibles restricciones en la competencia en el mercado de servicios de distribución de billetes de avión". "Nos preocupa que tales restricciones puedan crear barreras para la innovación y elevar los costos de distribución, lo que en última instancia elevará los precios para los viajeros", apunta.

Posibles barreras para utilizar proveedores alternativos

La Comisión Europea analizará si ciertos términos de los acuerdos firmados por Amadeus y Sabre con las aerolíneas y las agencias de viajes pueden restringir la capacidad de las propias compañías aéreas y las agencias para utilizar proveedores alternativos de servicios de distribución de billetes. Los acuerdos investigados pueden infringir las normas de competencia de la Unión Europea que prohíben los pactos entre empresas que previenen, restringen o distorsionan la competencia en el mercado único de la Unión Europea.

Bruselas, que marca esta investigación como una cuestión prioritaria, aclara que la apertura de la misma "no prejuzga su resultado". Según explica, no hay una fecha límite legal para poner fin a una investigación antimonopolio. Por lo tanto, la duración de dependerá de una serie de factores, incluida la complejidad del caso, la medida en que las empresas interesadas cooperan con la Comisión Europea y el ejercicio de los derechos de defensa.