nexotur.cibeles.net

Alitalia reduce sus pérdidas en 381 millones en 2015

La aerolínea, que confía en lograr beneficios en 2017, cierra con un balance negativo de 199 millones

miércoles 04 de mayo de 2016, 07:00h
La evolución de 2015 está en línea con los objetivos de su plan.
Ampliar
La evolución de 2015 está en línea con los objetivos de su plan.
Alitalia reduce de forma significativa sus pérdidas. La aerolínea concluye 2015 con un balance negativo de 199,1 millones de euros, frente a los 580 millones que perdió en el ejercicio anterior, lo que supone una diferencia de 381 millones. Esta evolución está en línea con los objetivos establecidos en su plan de reestructuración.
‘Pocas compañías aéreas han experimentado un cambio tan radical como la nueva Alitalia’

El eje central de su estrategia ha sido el control de costes y la eficiencia. Además, también han sido fundamentales sus alianzas con otras compañías aéreas, que han aportado 235,4 millones a la aerolínea italiana. Su asociación con Etihad Airways ha jugado un papel importante ya que desde enero de 2015, ambas han compartido más de 450.000 pasajeros entre sus redes.

Alitalia también ha seguido profundizando en su cooperación con airberlin para fortalecer más las conexiones aéreas entre Italia y Alemania, así como Austria y Suiza. Además, la relación con SkyTeam y, en particular, Delta Airlines, permite a sus clientes disfrutar de una experiencia de viaje en toda su extensa red en Estados Unidos.

En palabras del presidente de Alitalia, Luca Cordero di Montezemolo, "la reducción de las pérdidas es un primer paso importante, junto con el compromiso de mejorar nuestros servicios, nuestra flota y nuestra red con la apertura de nuevas rutas intercontinentales estratégicas". "La vuelta a la rentabilidad en 2017 sigue siendo nuestro objetivo", prosigue, al tiempo que destaca que "los resultados de hoy muestran que Alitalia se ha vuelto más eficiente en el control de costos".

Como conclusión, subraya que "pocas compañías aéreas han experimentado un cambio tan radical como la nueva Alitalia". "Estamos cumpliendo nuestra promesa de crear una aerolínea de clase mundial", sentencia.

Por su parte, el consejero delegado, Cramer Ball, advierte que "todavía hay mucho por hacer para lograr nuestros objetivos a largo plazo". Según avanza, "la siguiente fase de nuestra estrategia de inversión es los 400 millones de euros destinados a flota, cabinas, tecnología e infraestructura en 2016".