nexotur.cibeles.net

IATA DA LA RAZÓN A CEAV PROHÍBE LA DUPLICIDAD DE AVALES

Las aerolíneas no podrán exigir a las agencias avales individuales adicionales a los impuestos por IATA

Esta práctica conlleva sobrecostes financieros para las agencias difíciles de soportar, denuncia CEAV

miércoles 17 de diciembre de 2014, 01:00h
Rafael Gallego preside CEAV.
Rafael Gallego preside CEAV.

El TAC IATA ha resuelto, a petición de CEAV, que las compañías aéreas no puedan requerir avales individuales adicionales a las agencias de viajes españolas y que en caso de hacerlo, su importe se descuente del aval con IATA. Esta medida, con la que se cumple "una reivindicación histórica", evitará que las agencias "se vean obligadas a avalar por partida doble una misma venta", explica a NEXOTUR el presidente de CEAV.

CEAV gana una importantísima batalla a las compañías aéreas. Según puede adelantar en exclusiva NEXOTUR, ha logrado que el TAC de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) prohíba a sus aerolíneas miembros exigir avales individuales adicionales a las agencias de viajes. En caso de que se mantengan, el lobby aéreo deberá descontar la parte correspondiente de dicho aval a las agencias.

El comisionado de IATA ha dado la razón así al canal de intermediación en "esta reivindicación histórica del Sector". Según explica a este periódico el presidente de CEAV, Rafael Gallego, esto ha sido posible gracias a que "nuestros criterios financieros locales han sido fuertemente reforzados durante los últimos siete años".

Práctica extendida en Iberia

La medida afectará "sobre todo a Iberia", aerolínea que suele requerir un aval individual a las agencias, apunta el presidente de la Confederación. Si bien desde hace algún tiempo otras compañías aéreas, como Air France, KLM y otras asiáticas, "también empezaron a solicitarlos". Para Gallego, "esto no es muy comprensible, ya que además en otros mercados esas mismas aerolíneas no están requiriendo avales individuales".

La eliminación de estas garantías adicionales "evitará que las agencias se vean obligadas, como ocurre actualmente en España, a tener que avalar por partida doble una misma venta, por un lado ante IATA y por otro ante las compañías aéreas". "Ciertamente esta práctica conlleva sobrecostes financieros para las agencias difíciles, por no decir imposibles, de soportar, dado el reducido margen de nuestro Sector", apunta Gallego. Asimismo, recuerda "la dificultad con las que en el actual entorno se encuentran las agencias para conseguir tales avales".