nexotur.cibeles.net

IFA continúa con su proceso de reestructuración

viernes 05 de abril de 2019, 07:00h
La institución alicantina entrega sus inmuebles a la Generalitat
IFA continúa con su proceso de reestructuración

Los órganos de gobierno de la Institución Ferial Alicantina (IFA) — comité de dirección y patronato— han celebrado sus respectivas reuniones para aprobar las cuentas anuales y la memoria de gestión de 2018 junto con el informe de auditoría. Asimismo, han aprobado la entrega de sus inmuebles a la Generalitat Valenciana como pago de la deuda que mantiene con la misma.

Este es un paso más a realizar dentro del proceso de reestructuración de IFA, ya que según establece el decreto de diciembre de 2017 se debían llevar a cabo tres acciones, dos de las cuales ya estarían ejecutadas: una de ellas es la subrogación de la deuda por parte de la Conselleria de Hacienda; y por otra parte, en este caso de la Conselleria de Economía, la realización de las modificaciones necesarias en el actual marco regulador de las ferias comerciales, atribuyendo a la Generalitat la competencia para la promoción de las ferias comerciales como un servicio de interés general autonómico, a fin de posibilitar la gestión de la actividad ferial por parte de la Generalitat.

IFA ha cerrado el ejercicio de 2018 con un resultado de negocio negativo

Finalmente, restaba el compromiso por parte del Patronato de IFA de entregar a la Generalitat sus inmuebles como pago de las deudas que mantiene con la misma. Hecho que se ha aprobado por unanimidad en su última reunión.

Cuentas anuales

Por otro lado, respecto a las cuenta de IFA en 2018, ha cerrado el ejercicio con un resultado de negocio negativo, ya que la institución se ha visto afectada por diversos imprevistos relacionados con el proyecto de ampliación del recinto, entre ellos, los gastos financieros del proyecto que aún quedaban pendientes por importe de 200.000 euros, así como las costas e intereses del juicio con el arquitecto del proyecto de ampliación, cifrados en más de 100.000 euros. Asimismo, el plan de pagos acordado entre la institución y el Ayuntamiento de Elche en concepto de IBI e IAE, ha supuesto también unos intereses por recargos y demora que ascienden a la cantidad de 80.000 euros.

En términos de explotación, el EBITDA de 2018 está cifrado en 587.000 euros, muy por encima de los 395.000 euros presupuestados. Este dato, según han destacado desde IFA, confirma la trayectoria positiva de la institución, cuya actividad, al margen de imprevistos provocados por situaciones pasadas, arroja números cada vez más positivos.