nexotur.cibeles.net

Jordi Ferrer: El cierre del pasado ejercicio ha sido ‘muy positivo’

jueves 08 de agosto de 2019, 07:00h
El consejero delegado de GIHSA, Jordi Ferrer.
Ampliar
El consejero delegado de GIHSA, Jordi Ferrer.

Grupo Inversor Hesperia (GIHSA) cerró el pasado ejercicio con un resultado neto consolidado de 22 millones de euros, lo que supone un incremento del 168,3% respecto a los 8,2 millones de euros registrados en 2017.

Gran parte de este resultado se debe al buen comportamiento del negocio durante el ejercicio y se deriva de la venta de su participación del 8,13% en NH Hotels por un importe superior a los 200 millones de euros, aunque en esta mejora del resultado también han influido otros aspectos de gestión como la optimización de los costes financieros. En términos generales, la cadena generó unas ventas totales por un importe de 139 millones de euros en el pasado ejercicio, manteniendo la cifra del año anterior. El volumen de activos se situaba, a 31 de diciembre de 2018, en los 691 millones de euros, y el patrimonio neto en los 362 millones de euros.

La evolución de las ventas en el segmento urbano se mantiene en línea

El consejero delegado de GIHSA, Jordi Ferrer, califica como "muy positivo" el cierre del pasado ejercicio y destaca que "estamos en un momento importante, con un nuevo proyecto empresarial ilusionante y muy bien capitalizado". Por otra parte, el 2018 ha sido un año relevante para Grupo Inversor Hesperia. Su salida de NH Hotels y el relanzamiento de un proyecto hotelero independiente han marcado un punto de inflexión en la evolución de GIHSA.

Evolución positiva en 2019

El comportamiento positivo de 2018 se ha mantenido en los primeros seis meses de este año. La evolución de las ventas en el segmento urbano se mantiene en línea, descontando el efecto sobre la ocupación en aquellos hoteles en los que se han realizado obras de mejora de sus instalaciones. Barcelona, principal mercado urbano para GIHSA (con un total de 8 hoteles), así como Galicia y Andalucía, registran un mejor comportamiento en relación al mismo período de 2018. En cuanto al segmento vacacional, las cifras muestran una ligera disminución en ventas entre enero y junio, principalmente por los efectos en las obras y en sintonía con el resto del sector, aunque con una tendencia clara a la mejora en los últimos tres meses.